Hay límites para la tolerancia

Hoy en día son cientos las preguntas que surgen respecto a la paridad «tolerancia-intolerancia»

¿Hay límites para la tolerancia?

¿Los cristianos somos intolerantes?

¿Quiénes son intolerantes?

Estamos viviendo en un tiempo en el cual se exige tolerancia y comenzaremos definiendo qué es la tolerancia.

El significado real de tolerancia es aceptar que otros tienen el derecho de tener otras posturas en la vida,  otras creencias, otros estilos de vida, otros valores, diferentes a los míos.

Tolerancia es aceptar que el otro tiene la misma libertad que yo de elegir qué creer, cómo vivir…

En ese sentido no deberían existir límites para la tolerancia y todos deberíamos ser tolerantes, todos deberíamos vivir bajo ese precepto de la tolerancia. 

La orden de Dios, en cuanto al prójimo, siempre es el respeto y la búsqueda de su bienestar sin importar quién sea ese prójimo, aun si es un enemigo.

Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; Mateo 5:44

Aun Dios respeta las decisiones individuales y colectivas de los hombres, por lo tanto no es su deseo que nosotros no las respetemos.

Pero últimamente se le ha dado otro valor a la palabra tolerancia, en especial por ciertos movimientos sociales. Estos grupos que intentan imponer sus estilos de vida en la sociedad le dan a la palabra “tolerancia” un valor de tener que aceptar que sus creencias son valederas.

Es en ese momento cuando la tolerancia comienza a ser intolerante y podemos ponerle un límite.

La tolerancia que se intenta imponer actualmente, se aleja por completo del valor de la tolerancia en sí misma.

La tolerancia actual le ha dado el privilegio a ciertos grupos a defender e imponer sus verdades, negando a otros ese mismo derecho, y eso no es tolerancia, eso es intolerancia.

Tolerar no es aceptar, tolerar es conceder el derecho de cada uno de vivir la vida como quiera. 

Tolerar tampoco es conceder privilegios a quienes quieren imponer sus estilos de vida en la sociedad. La tolerancia sólo da el derecho de vivir cada uno su vida, pero también implica la responsabilidad de hacerse cargo, cada uno, de las consecuencias que esa decisión trae consigo. Porque tolerar no es quitar responsabilidades.

Y eso es algo de lo que Dios también nos da ejemplo. Dios tolera, acepta cada una de nuestras decisiones, pero juzgará a cada uno, hará responsable a cada uno, según esas decisiones.

el cual pagará a cada uno conforme a sus obras Romanos 2:6

Hay límites para la tolerancia


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *