Los extraterrestres existen?

¿La Biblia puede aclararnos esta duda?

Hay mil conjeturas que los hombres se hacen sobre los «extraterrestres», y el objetivo último de convencer sobre esto, es apoyar la evolución pues ciertos postulados evolucionistas necesitan la teoría de la existencia de vida inteligente en otras partes del universo.

Pero si entendemos el universo y la vida desde lo que dice la Biblia, podemos decir que no existen los extraterrestres.

¿Por qué podemos decir esto?

Primero debemos recordar que no existe vida que no haya sido creada por Dios.

En todo el relato de la creación, la Tierra es el punto central, todo lo demás que se crea es para que se cumpla el propósito de lo que Dios va a desarrollar en la Tierra.

Por ejemplo, sol, luna, estrellas… fueron creados para marcar las estaciones de la Tierra. 

Así que la vida en la Tierra no se origina con otra vida inteligente y moral de otro planeta.

Toda la Biblia afirma que la Tierra fue creada para los hombres. 

Los cielos son los cielos de Jehová; Y ha dado la tierra a los hijos de los hombres.

Salmos 115:16

Y además, la Tierra, es el lugar en el cual Dios desarrolla su plan, por eso Dios dice que la Tierra es el «estrado de mis pies»

Jehová dijo así: El cielo es mi trono, y la tierra estrado de mis pies… Isaías 66:1

Esta exclusividad que recibe la Tierra muestra que Dios, a ella, la preparó y la separó del resto de la creación para desarrollar la vida en ella. 

Pero esa creación, por culpa del pecado de Adán, ha sido sujeta a sufrimiento y maldición, por eso espera «un cielo nuevo y una tierra nueva». Si es la creación, es toda la creación.

Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo. Romanos 8:19-23

De existir extraterrestres, esos extraterrestres deberían haber sufrido las consecuencias del pecado de Adán, porque toda la creación «gime», pero no habría posibilidad de salvación para ellos pues Jesús se hizo «hombre» y  murió y resucitó por los «hombres» porque Dios preparó la salvación para los «hombres».

Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. Filipenses 2:5-11

Jesús no se hizo marciano, se hizo hombre, y como hombre no tomó el lugar de ningún marciano por lo tanto no puso su vida en expiación por ellos. Porque no podemos olvidar que Jesús murió y resucitó una sola vez, no hubo un segundo plan de salvación en donde vuelve a morir y resucitar, ahora por los marcianos. 

Es imposible que Dios creara vida inteligente que sufriera las consecuencias del pecado de Adán y no les diera una posibilidad de salvación y es  imposible que exista una creación de Dios que no haya sido afectada por el pecado original. 

Como puedes ver, en el relato de la creación, ni en la centralidad de la Tierra, ni en el plan de salvación hay un sólo espacio en el que podamos incluir la vida extraterrestre de seres morales e inteligentes. 

¿Que se han visto y se ven cosas extrañas? Sí, se ven, no sabemos qué son pero vida inteligente y moral no son, si quieres, puedes conjeturar  una vida espiritual de origen demoníaco usando Efesios 6, pero eso es para otra charla.