LOS FARSANTES

El mundo de hoy está lleno de farsantes, hay estafadores farsantes, predicadores farsantes, cantantes farsantes y hay otra especie de farsantes…

Pero nunca te pusiste a pensar porqué?

Porque a la gente le encanta ser farsante, y hay una especial atracción hacia las personas farsantes, hacia los negocios sucios que terminan siendo una farsa, hacia las relaciones extramaritales, relaciones con otros fuera del noviazgo, que terminan siendo todas una farsa.

Pero el mundo de hoy, disfruta de vivir en medio de una farsa generalizada. Por eso pueden triunfar hoy tantas ideologías farsantes como las ideologías de género, el aborto, el feminismo, gobiernos que penalizan el cigarro y promueven la marihuana, que le quitan el dinero al que trabaja y le paga al que no trabaja, que no gasta en remedios para los enfermos pero paga para que las mujeres maten a sus bebés o las personas se cambien de sexo.

LA SOCIEDAD ACTUAL ES UNA FARSA

Ejemplo: El negocio de Ingenio multimedios por internet

Muchas personas creen que es una farsa, pero sin embargo muchas se sienten tentadas a ver de que se trata, porque amamos las farsas, aún aunque corramos el riesgo de ser víctimas de los farsantes.

Entonces debo explicarles a las personas, las razones por las que ese trabajo no es una farsa, pero lo mas triste, es que cuando finalemente la gente entiende que ese trabajo es real, no lo quieren, pero mientras pensaron que podía ser una farsa, estaban interesados.

QUÉ PASA CON EL CRISTIANISMO?

Qué tiene que ver eso con el cristianismo, pues casi todo.

La gente muchas veces entra a las iglesias, pensando que la vida cristiana es una farsa, y están dispuestos a jugar el juego, y vivir una vida cristianas que es una farsa. Es por eso que las iglesias cada día mas están llenas de cristianos entre comillas que se van a ir al infierno, porque están viviendo una farsa mas, como tantas otras que hay en la sociedad.

El problema es cuando se encuentran con una iglesia, que les explica, que la vida con Cristo no es una farsa, cuando ponemos en orden las reglas y prioridades que Dios reclama, las personas se desengañan, y al darse cuenta que la vida con Dios no puede ser una farsa, abandonan las iglesias, y se van a vivir una vida farsante en otro lugar.

QUÉ PASA CON TU VIDA?

El otro gran punto a tener en cuenta, es como estas viviendo vos tu vida dentro del cristianismo. Estás viviendo una farsa? Hasta cuando crees que podrás vivir una vida de aparentar ser cristiano, de ser un cristiano farsante, en una iglesia donde ya te hemos mostrado que la vida cristiana no es una farsa. Te hemos contado las bendiciones de ser cristiano, pero también te hemos contado las normas a seguir. Te hemos contado los beneficios, pero también te hemos contado los sacrificios.

En qué punto estás? Estás comenzando a venir a la iglesia, pensando que puedes vivir una vida cristiana falsa? Te estás dando cuenta que no todas las iglesias te van a a dejar vivir así sin confrontarte con la verdad? Estás a punto de dejar todo porque te interesa vivir una farsa y ya no puedes? O estás luchando para dejar de ser un farsante?

A Dios le interesan todas las personas, pero Dios solo puede ayudar y entregar sus beneficios y bendiciones a aquellos que forman parte de ese grupo pequeño que están luchando por dejar de ser farsantes.

Si no estás en el grupo de los que quieren dejar de ser farsantes no te enojes con Dios cuando no recibes lo que quieres, Dios no puede ayudarte si no eres un cristiano real. Si no estás en el grupo de los que quieren vivir una vida cristiana verdadera, no te enojes con aquellos que se alejan de ti porque ellos sí quieren vivirla.

Dios quiere darte todo lo que tiene para vos, los cristianos verdaderos deseamos ayudarte y deseamos ser mas, para poder hacer frente a esta sociedad farsante, pero nada va a pasar, hasta que tu decisión y tu acción sea la de vivir como cristiano de verdad.

Es una decisión difícil de tomar, pero mucho mas difícil de vivirla…si alguna vez te dijeron que lo mejor es vivir contra la corriente, haciendo cosas diferentes a todos los demás, siendo únicos y especiales, de eso se trata ser cristiano, bienvenidos al club.