Cada unos cuantos años nos damos cuenta que las personas con las que estamos trabajando en la iglesia, y las personas que estamos trabajando en la iglesia, nos habituamos a un sistema que hemos creado para que toda la infraestructura y el mecanismo de la iglesia “funcione”.

Es así que cada unos cuantos años, hay muchas de las personas que están dentro de la Iglesia, siendo discipuladas, o ejerciendo como líderes, que quizás no estamos  en el lugar que estamos por las razones correctas.

La mayoría de las personas no se dan cuenta, y no lo saben, pero cada 4 -5 años, los grupos que frecuentan la iglesia y las actividades que desarrollamos, van cambiando, y cuando esas personas cambian, se producen nuevos ciclos, que se repiten otra vez cada un poco de tiempo.

Estos ciclos, dejan como resultado una limpieza de personas, y las personas que no están en la iglesia por la motivación correcta, la van dejando, y nuevas personas entran en los grupos de personas con las que se va a trabajar, y nuevas personas entran en los grupos de liderazgo y ministerios de la iglesia.

Creemos que este año, va a ser uno de esos años de limpieza, donde las personas que están, por una u otra razón, tomarán una decisión, si seguirán en su lugar, o si van a dejar la iglesia.

Y desde la parte de las personas que dirijimos de alguna manera las actividades, estamos enfocados a lograr esa limpieza, para lograr que las personas que queden, se queden por las razones y las motivaciones correctas.

Entonces, hay varias cosas que van a cambiar en las actividades de este años en la iglesia.

EL GRUPO DE ALABANZA

El grupo de alabanza quizás no siga más.

Nos hemos dado cuenta que hay algunos músicos que están tomando el grupos de alabanza como una plataforma en la cual mostrar sus habilidades musicales, y otros están aprovechando esto como una diversión, y como una excusa para mostrar que están sirviendo a Dios, cuando la motivación real de este ministerio, debería ser el deseo de adorar y alabar a Dios con los talentos que Dios nos ha dado, y muchos no estamos usando el talento que Dios no dio, porque si Dios te dio un talento, es para que lo multipliques, y algunos ni siquiera tenemos la responsabilidad de ensayar y aprender más, porque nos queda muy fácil excusarnos en el resto del grupo, y conformarnos con un “igual salió pasable”, Dios al que le dio talentos y no los usó, se los quitó y se los dio al que multiplica sus propios talentos.

El grupo de alabanza resulta en una diversión para una gran cantidad de personas de la iglesia, que vienen a las reuniones, porque les gusta disfrutar de la música que se toca, y es una oportunidad de acudir a un show musical del cual pueden participar en la medida que a ellos se les antoje cada día. Para otros, es una excusa para venir y reírse da los músicos, que sin ser perfectos espiritualmente, están ejerciendo un ministerio para el que no están calificados “moralmente” y para otros, porque hay músicos que no están a la altua “musicalmente”

Entonces quizás lograríamos que las personas que vienen a la iglesia en busca de alabanza y adoración a través de la música, lo hagan simplemente con sus voces y las palmas, o como Dios les ponga en su corazón que alaben y adoren.

LAS REUNIONES DE LOS DOMINGO DESPUÉS DEL CULTO

Otro de los grandes cambios que creemos necesarios, es el tipo de actividad que se lleva a cabo los domingos en invierno después de las reuniones, las famosas tortas fritas, el café y el mate.

Hemos notado que muchas personas vienen a las reuniones de los domingos, porque después se pasa un buen rato, unos pocos trabajan , para que muchos disfruten de las tortas, el mate o el café, y bueno, para algunos después hay que “bancarse” las charlas de las preguntas, pero bueno, vale la pena igual por el rato que se pasa charlando de otros temas igual.

Quizás las charlas con las preguntas y respuestas sigan adelante, porque eso es algo que sería de edificación y enseñanza… pero seguramente las tortas, el mate y el café, no sigan mas.

LOS JUEGOS EN LAS REUNIONES DE JÓVENES

Los juegos en las reuniones de jóvenes son una excusa para que personas no cristianas puedan ser atraídas a entrar en la iglesia, pero últimamente se están volviendo bastante tediosos, ya que muy pocos son los que quieren participar, y bueno, son una razón de críticas, ya que se dice que los juegos están aburridos, que siempre lo mismo etc etc.

Las muchachas vienen muy poco, y se aburren bastante, o al menos eso parece, a menos cuando se sientan a charlar y chusmear, a veces, hasta de personas que están en el mismo grupo de la iglesia, en lugar de apoyar y ayudar a lograr cambios, vemos que muchos están con ojos clínicos tratando de encontrar defectos, y lastimar en base a ellos.

LAS JUGADAS DE PING-PONG

El efecto contrario a los juegos que mencionamos antes lo tiene el ping pong. Resulta que el ping pong si que genera mucho entusiasmo en la gurisada varones. Pero el problema es que si no hay ping pong, tampoco hay muchos de esos jóvenes en la iglesia, así que hay muchos que vienen y siguen en el grupo porque les gusta el ping pong, no porque les guste la iglesia

MAS COSAS QUE SE VAN

Y así como estas cosas que estamos pensando en quitar de las actividades, se suman otras menos habituales, como ser las PPELÍCULAS, las COMIDAS de noche sea en la iglesia o sea en lo de Jonatán, las salidas de camping o las “ollas criollas”, son cosas que distraen mucho a las personas de cual debería ser la motivación real por la que estamos en la iglesia.

QUE FUNDAMENTO BÍBLICO TIENEN ESTAS DECISIONES

Tomar estas decisiones no es sencillo, pero hay pasajes bíblicos que nos ayudan en esto.

Dice la Biblia, buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas las demás cosas os serán añadidas.

Cuando Jesús se refiere “al reino de Dios” de está refiriendo a un montón de ideales y principios morales y espirituales que Dios espera que se instalen en nuestro corazón, cuando se refiere a su justicia, se refiere a que esos principios sean los que regulen nuestra vida y la de las personas que nos rodean.

Cuando dice “y todas las cosas” ya no se está refiriendo a emociones, pensamientos y fundamentos espirituales, sino a cosas materiales, a actividades que podemos desarrollar, cosas que podemos hacer, a sueños y metas que queremos alcanzar.

Entonces, nuestra motivación, lo que nos mueve a venir a la iglesia, debería der el deseo de vivir de acuerdo a esos principios espirituales y morales que hacen al reino de Dios y su justicia, y todas las demás cosas, serían todas estas cosas que estamos pensando en eliminar, al menos hasta que todos hallamos instalado primero el reino de Dios y su justicia en nuestros corazones.

Otro pasaje muy interesante que lo podemos aplicar a esto, es el pasaje del joven rico.

El joven rico había instalado en su forma de vivir el reino de Dios y su justicia, y había logrado con mucho éxito eso de “todas las cosas serán añadidas”, el joven había alcanzado mucho mas de lo que podemos pensar, pero las “COSAS” llegaron a ser mas importante que “EL REINO DE DIOS”, porque él no fue capaz de renunciar a las cosas, para poder mantener el reino de Dios.

Muchos de los que estamos aquí, músicos, líderes, cristianos y simpatizantes, estamos aquí porque nos atraen mucho las “COSAS”, y son esas cosas que estamos pensando en quitar para que nos podamos concentrar en el REINO DE DIOS.

Entonces la pregunta sería
“¿QUÉ ES LO QUE TE MOTIVA?
¿Te motiva la música?
¿Te motivan las tortas fritas?
¿Te motiva estar un rato con personas de tu edad y con las que tienes afinidad?

¿QUÉ ES LO QUE TE MUEVE?
¿Te mueve la diversión?
¿Te mueve el ping pong?
¿Te mueve buscar a alguien que te guste?

En la iglesia buscamos personas que estén aquí por las motivaciones correctas, buscamos personas que sean movidas por el amor de Dios, y si para lograr eso, es necesario quitar todas las distracciones que supone el “todas las cosas os serán añadidas” entonces, habría un fundamento bíblico para hacerlo.

Ahora les voy a dejar una pregunta, y quiero que esa pregunta se la hagan ahora, y quiero que se la hagan después de terminar esta conversación, y quiero que se la hagan en sus pensamientos más íntimos.

Pero antes de hacerles la pregunta, les debo confesar algo… Todo lo que dije acerca de lo que vamos a quitar, no es verdad, al menos por ahora…

Pero entonces viene la pregunta

¿QUÉ PASARÍA SI FUERA VERDAD?
¿ESTARÍAS EN LA IGLESIA MAÑANA Y DENTRO DE UNA SEMANA, Y UN MES Y UN AÑO?
¿CUÁLES SON LAS COSAS QUE TE DISTRAEN DE PENSAR EN EL REINO DE DIOS?

Si fuera tiempo de hacer una limpieza en el grupo de la Iglesia, ¿ quedaré yo entre las personas que están aquí por las motivaciones correctas?